Reformas de obras más importantes

Servicio de Salud de las Islas Baleares

Reformas sanitarias en construcción

Centro de Salud Santa Ponça

El aumento demográfico del municipio de Calvià y la obsolescencia de algunas dependencias de este equipamiento sanitario, que ya tiene veintitrés años, han hecho necesario reformarlo. Actualmente se ofrece atención a una población de más de 12.822 tarjetas sanitarias, mientras que en el horario del punto de atención continuada (PAC) tiene asignadas más de 22.627. Además, es importante destacar que recibe una gran presión asistencial de población flotante durante la temporada de verano.

Las obras, que se están ejecutando sin interferir en la actividad habitual del centro, consisten en añadir una planta sobre la parte del edificio que únicamente consta de planta baja, lo cual supondrá una ampliación de 652 m2. En esta nueva área se crearán nueve consultas, lavabos y otras dependencias, como almacenes. Asimismo, en el exterior se construye un aparcamiento de superficie de casi 1.100 m2. Se prevé que los trabajos estarán terminados durante el último trimestre de este año y que tendran un coste de 986.223 €.

Hospital General

El Servicio de Salud ha iniciado las obras para la reforma integral de la Unidad de Convalecencia B del Hospital General. Las obras tendrán un coste de 1.252.638,36 € y se calcula que estarán terminadas el mes de julio. También han empezado las tareas para cambiar el cuadro eléctrico y la sala central térmica, que contiene los depósitos de agua caliente sanitaria y el circuito primario que da suministro al Hospital, con un coste de 100.612,78 €. Estas actuaciones se enmarcan en el Plan de Rehabilitación y Mejora del centro, valorado en tres millones de euros, que incluye un conjunto de actuaciones para mejorar las estructuras y las instalaciones del edificio y para la modernización tecnológica de los servicios del Hospital. Supone volver a invertir en un centro hospitalario emblemático, fundamental para la atención de los pacientes crónicos.

La nueva Unidad de Convalecencia B ocupará una superficie de 977 m2 repartidos en diecisiete habitaciones, diez de las cuales serán individuales, aunque por necesidades asistenciales puntuales se podrá duplicar el número de camas en estas habitaciones; en total, dispondrá de veinticuatro camas de hospitalización para pacientes crónicos (los pacientes crónicos adelantados ingresan directamente desde la atención primaria y los pacientes crónicos complejos lo hacen desde Son Espases). La reforma incluye equipar las habitaciones mayores con servicios higiénicos asistidos, cambiar las ventanas, hacer trabajos de carpintería, revisar y reformar instalaciones y reubicar el control de enfermería, entre otros

Son Dureta

La demolición del antiguo Hospital Son Dureta -que dará paso al nuevo complejo sociosanitario para pacientes crónicos para los cuales se ha proyectado- se iniciará durante la primera semana de abril. El Servicio de Salud prevé licitar la obra de demolición en un plazo de dos semanas, aproximadamente, por un valor de 2,9 millones de euros. La empresa adjudicataria tendrà doce meses de plazo para llevarla a cabo desde el inicio de los trabajos.

El proyecto de derribo consiste en demoler tres edificios, concretamente el pabellón B (edificio materno-infantil), el pabellón K (edificio de consultas verde), el pabellón E (edificio de vestuarios y cocina), además de algunas pequeñas edificaciones auxiliares. Los tres edificios serán derribados simultáneamente.

Al mismo tiempo se ha licitado un nuevo concurso abierto para seleccionar el proyecto ganador del nuevo Son Dureta, que estará resuelto el mes de abril. El nuevo complejo sociosanitario que se construirá en el recinto de Son Dureta ofrecerá 542 camas hospitalarias en habitaciones diseñadas especialmente para garantizar el bienestar de los pacientes. Durante la estancia -que podrá durar de treinta días a tres meses, por término medio- recibirán tratamientos y cuidados dirigidos especialmente a estabilizar la enfermedad, recibir sesiones de rehabilitación y recuperar la autonomía personal.

Ampliación del Servicio de Urgencias del Hospital de Manacor

Las obras de ampliación, que empezaron el mes de febrero del año pasado, se ejecutan a muy buen ritmo, ya que se van cumpliendo los plazos previstos. Este proyecto supone ampliar el Servicio de Urgencias, que estará formado por dos plantas de 500 m2 de superficie cada una. En la planta principal habrá una nueva área de observación, con dieciséis boxes y un área diferenciada para la atención pediátrica, que tendrà dos boxes de observación y seis lugares para diferentes tratamientos. También se construye una planta sótano que albergará varias dependencias no asistenciales, como una sala de reuniones, despachos y el taller de electromedicina. El presupuesto para esta fase inicial del Plan Director del Hospital de Manacor es de 2.272.685,31 €.

Ampliación del aparcamiento del Hospital Comarcal de Inca

En el Hospital Comarcal de Inca han empezado las obras de ampliación del aparcamiento, que permitirán duplicar el número de plazas disponibles. Las obras tendrán un coste de 323.342,24 €, para las cuales se prevé un plazo de ejecución de doce semanas. Con esta obra el número total de plazas será de 627.

Complejo antiguo Hospital Verge del Toro

Las obras de consolidación y reforma del antiguo Hospital Verge del Toro (Maó) son un proyecto clave para recuperar este antiguo inmueble y volver a ponerlo al servicio de la sociedad menorquina para atender las necesidades asistenciales de los pacientes crónicos y de sus personas cuidadoras.

La empresa adjudicataria de la reforma, Proyecon, S. A., se encargará de la primera fase de rehabilitación de la fachada, de la cubierta y de la estructura, después de los trabajos previos de preparación que se están haciendo. Estas obras tienen un presupuesto de 2.078.640,85 € y se prevé que duren nueve meses.

 

El Hospital Verge del Toro tiene una superficie de 6.714 m2 y consta de una planta sótano, una planta baja y seis pisos. El proyecto de rehabilitación, redactado por el arquitecto Joan Enric Vilardell, responsable de la dirección facultativa y de la coordinación de seguridad, incluye las actuaciones siguientes:

 

  • Fachada y cubiertas: demolición y reconstrucción de las fachadas (4.807,50 m2), ya que se ha detectado riesgo de desprendimiento y de roturas puntuales en algunos revestimientos. La fachada principal mantendrà la estética actual, tan característica, de aplacado de piezas de piedra arenisca. En esta primera fase también se renovará toda la carpintería exterior de puertas y ventanas. Además, hace falta limpiar y reponer las tejas rotas o desplazadas de las cubiertas inclinadas y hacer una reconstrucción completa de las cubiertas planas.

 

  • Estructura del edificio principal: el estado de conservación de la estructura es bueno, en términos generales. No obstante, algunos elementos estructurales necesitan mejoras.

 

Una vez concluida esta primera fase de rehabilitación se emprenderán las reformas interiores previstas en el plan funcional de usos, en el cual se basará el Servicio de Salud para redactar las bases para licitar un concurso de ideas.

 

Edificio J del recinto del Hospital Can Misses

El proyecto de reconversión prevé reformar la planta baja y el sótano, donde se ubicará el nuevo Centro de Salud Can Misses, la residencia para profesionales y desplazados de Formentera, un espacio destinado a asociaciones, el depósito de cadáveres y la sala de autopsias. También se reformará una parte de la planta primera, concretamente la antigua planta de hospitalización de cirugía, que se ha añadido al estudio original porque se ha duplicado el número de habitaciones previstas para esta unidad (de 15 a 30). Este incremento responde a las necesidades surgidas en la Estrategia de Cronicidad del Servicio de Salud.